fbpx

No cabe duda que es verdad que la costumbre …

Ixchel Ledesma

Así, con idas y venidas subidas y bajadas, trámites interminables y frustraciones varias entré a estudiar a la escuela. Mi manicura perfecta y mi forma de trabajar señalando en la sala de exposiciones cambió por el uso del fuego y de los metales. Estoy aprendiendo cómo escuchar a los metales. Siento por una parte que este proceso tiene que ver con mis ganas de haber estudiado restauración, pero también por la imposibilidad de entender a mi padre. Mi papá siempre tuvo una conexión con los metales, él trabaja el torno y la manera en la que lo hace siempre fue para mi un misterio. Mi padre hablaba de construir herramientas y mi imaginación no dejaba de pensar en qué clase de herramientas construía mi padre. Poco a poco voy entendiendo su lenguaje y me apasiona. Siento que mi padre trabaja con metales por amor a primera vista, yo por costumbre, pero como dice el buen Juan Gabriel, quizá la costumbre es más fuerte que el amor.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Shopping Cart
This website uses its own cookies for its proper functioning. By clicking the accept button, you agree to the use of these technologies and the processing of your data for these purposes.    More information.
Privacidad